Aprendí más valores en el anime que en el colegio

Al ser un fan del anime es fácil convertirte en blanco de los prejuicios y los cuestionamientos, pues muchas personas consideran que estas series animadas son infantiles y carecen de profundidad en sus temáticas, pero esto no es cierto.

El anime un espectáculo de tradiciones, costumbres y valores

El anime es uno de los mejores inventos de Japón, debido a que nos permite apreciar costumbres, tradiciones y valores, que cada autor decide reflejar a través de una trama o la vida de los personajes. Sus temáticas varían conforme al público que va dirigido, y aunque muchos ven en estas series animadas episodios de violencia, por lo general, siempre resguardan un espacio para abordar directa o indirectamente la enseñanza de ciertos valores éticos y morales.

Exponen perspectivas diferentes

Japón es un país con una tradición y unos principios muy sólidos. Esto se ve reflejado en los animes, que fungen como una expresión de los valores, que responde a una visión distinta a la cultura occidental, donde el autor añade tramas curiosas e interesantes, incluso apela a elementos fantásticos como poderes, seres de otros planetas, magia, etcétera.

Estas perspectivas de los mangaka (término japonés que se utiliza para referirse a autores de manga), nos entregan conocimientos o lecciones de vida de una manera atractiva, motivadora y fantástica. ¿Quién no ha captado los mensajes ocultos detrás de Death Note? o ¿de Full Metal Alchemist y Tokyo Magnitude 8.0?

Solamente hay que ver más allá de los elementos fantasiosos característicos del anime para comprender los valores que se nos muestran.

Los valores más presentes en los animes

Para muchos, los animes representan valores y principios que probablemente no te enseñaron en la escuela, como por ejemplo:

  • Libertad: muchos argumentos de los animes se fundamentan únicamente en la lucha para alcanzar la libertad, revelándose contra un sistema que nos oprime y nos mantiene realizando tareas que a la mayoría no les agrada.
  • Amistad: en la mayoría de los mangas se establecen relaciones muy fuertes entre compañeros, que al juntarse pueden superar cualquier desafío.
  • Superación: los protagonistas de estas historias comúnmente encaran los estereotipos de conducta que nos han sido impuestas desde siglos. Todo para lograr reconocimiento.
  • Moral: el personaje principal suele cuestionarse e identifica lo que está haciendo bien o mal para superarse o resolver un problema.
  • Empatía: es uno de los valores más presentes en las historias heroicas, pues los personajes de los animes suelen brindarle ayuda a los demás, sin esperar nada a cambio.
  • Respeto: la lucha del protagonista para hacer que se respete a una persona, es un elemento insoslayable en estas series animadas.

En resumen, si realmente se aprende a ver estas series animadas con otros ojos, los animes podrían convertirse en tú mejor escuela, solo necesitas sumergirte en cada historia y analizar cada acción.